Regionales

Pueblo kankuamo y la URT consolidan convenio para caracterizar afectaciones en territorio ancestral de la Sierra Nevada de Santa Marta

El acuerdo consolida la ruta metodológica y las bases para la elaboración de la caracterización de afectaciones territoriales y vulneración de derechos a estas comunidades indígenas víctimas del conflicto armado, las cuales por cuenta propia realizará un detallado informe que aporte insumos esenciales para la demanda de restitución por parte de la URT. 

El convenio entre la URT y los kankuamos tiene como objetivo contribuir al fortalecimiento de las dinámicas propias que tiene este pueblo indígena, respetando sus ejercicios de gobernabilidad, costumbres, tradiciones, además de permitir que la entidad cuente con la información necesaria para el diagnóstico específico de la afectación de los derechos territoriales vulnerados, proceso clave de la gestión de restitución en ruta colectiva, contemplado en el Decreto Ley 4633 de 2011.

El acuerdo es producto de un diálogo permanente y se concretó a partir del desarrollo de varios comités técnicos en los que se valoró la viabilidad, condiciones y la ruta metodológica a seguir para la elaboración del informe de caracterización por parte de las comunidades kankuamas.

La directora territorial de la URT en el Cesar y La Guajira, Astrid Navarro Rodríguez, acompañada por funcionarios de la dirección de Asuntos Étnicos de la entidad, lideró el encuentro de socialización de la ruta de restitución colectiva para comunidades indígenas, y dio a conocer el alcance jurídico de la gestión de restitución, además de la metodología, objetivo y esencia del convenio para el proceso de caracterización de afectaciones territoriales que realizará el pueblo kankuamo. Este encuentro se realizó en el Centro de Pensamiento de Atanquez, corregimiento ubicado al norte de Valledupar.

“En comunión con los Mayores, autoridades del cabildo e integrantes de las comunidades del pueblo kankuamo, hemos acordado un mecanismo armónico que nos permite avanzar en la etapa administrativa y judicial para lograr la restitución integral del territorio ancestral afectado por el conflicto armado. Es un compromiso que nace de un gobierno que apunta a un cambio por la vida y que mantiene una decidida voluntad por preservar la naturaleza, el ambiente y en especial a los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, corazón del mundo en el que converge toda una riqueza ancestral, natural y espiritual que tiene la región Caribe y nuestro país”, indicó Navarro Rodríguez.

Por su parte, el cabildo gobernador del pueblo kankuamo, Jaime Arias Ramírez, destacó la oportunidad que tiene la comunidad indígena para acceder a la justicia, participando de manera activa, a través de la visión del territorio ancestral, lo que a su juicio posibilita que las familias aporten a la permanencia cultural y al buen vivir.

“Nos complace que, con la Unidad de Restitución de Tierras, en cabeza de su dirección territorial para el Cesar y La Guajira, podamos avanzar de manera integral en todo lo que implica la restitución de nuestros derechos como pueblo kankuamo. Nuestra expectativa es que a través de este proceso logremos la recuperación de los espacios y de los derechos afectados por el conflicto”, comentó el cabildo gobernador kankuamo.

Ambas partes concluyeron que en el desarrollo del convenio se establecen los compromisos y las respectivas etapas para la elaboración del documento de caracterización de afectaciones territoriales, proceso que espera concluirse a finales de 2023.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 15 =